miércoles, 23 de marzo de 2016

La intimidad cuando se regresa



Brel está vivito y coleando, fíjensé cómo aún está por suceder esto:

Mon cœur mon cœur ne t'emballe pas
Fais comme si tu ne savais pas
Que la Mathilde est revenue

(Corazón mío, corazón mío no te embales / Haz como si no supieras / Que Mathilde está de regreso. “Mathilde”)


El regreso causa una intimidad deliciosa en algunas canciones. Brel habla con su corazón, está demasiado excitado, teme hablar con Mathilde. En cambio, Laurie Anderson charla encantada con el visitante a quien amó:

Get the blanket from the bedroom
We can go walking once again.
Down in the bayou
Where our sweet love first began.

(Agarrá la frazada de la habitación / podemos caminar otra vez / allá por el arroyo / donde nuestro dulce amor comenzó. “Smoke Rings”)

David Byrne también le habla tiernamente a quien ha regresado:

Now I haven't seen you for ages
Come in, come out of the rain
Open the doorway and climb up the stairs
This is the bedroom where we said our prayers

(No te he visto por siglos / entrá, salí de la lluvia / Abrí la puerta y subí las escaleras / Este es el dormitorio donde rezábamos nuestras oraciones. “The Rose Tattoo”)

Y uno más que hace lo mismo, Charly García (o María Rosa Yorio, quienes sepan me corregirán):

Entra, seas bienvenida a casa
deja tu tapado en cualquier rincón
y pasa.
Veo que no has cambiado mucho
me da gusto poder verte otra vez
tan cerca.
Cuéntame de tus cosas
sé que has viajado un poco
pero no sé adónde
Yo estoy bastante vivo
tengo algunas canciones
que quiero mostrarte
Nada más.

(“Entra”)

Finalmente, la romántica Kate Bush a los 18 años entendió Cumbres Borrascosas, la novela de Emily Brontë escribiendo una canción que dice:

Heathcliff, it's me, your Cathy.
I've come home. I'm so cold!

(Heathcliff, soy yo, tu Cathy. / Vine a casa. ¡Tengo tanto frío!.Wuthering Heights”).

Pero he aquí que Cathy le pide a Heathcliff que la deje entrar por la ventana. ¿No es extraño? ¿Por qué por la ventana?
Porque Cathy ha muerto y esta es un fantasma.
Y puede ser un fantasma la visitante de Charly García, la de David Byrne, el de Laurie Anderson y Mathilde, con toda su vitalidad.










2 comentarios:

  1. Y casi es un fantasma el que vuelve con Baglietto: "No es necesario que estés alegre ni que prendas la luz, entré despacio sin que me vea nadie..." ("Mirta, de regreso")

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escritura a cuatro manos, Diana. Me faltó esto. GRACIAS.

      Eliminar