sábado, 14 de mayo de 2016

En el nombre de la mariposa


Escribí sobre el nombre chino de mi hermana, Mariposa de Otoño. La conclusión de aquel texto era que el nombre verdadero importaba sólo en tanto había sido capaz de motivar en mi hermana la creación de una identidad. Mi hermana se lo tomó en serio, construyó un mundo y hundió en él las raíces de su vida. Creó a nuestro padre a partir de preguntarse cómo había elegido o concebido su nombre y cuánto la quería por haberle puesto el nombre más hermoso que jamás había escuchado. Luego creó a la familia de nuestro padre, preguntándose cómo habrían reaccionado ante el nombre, y entonces creó una China, con sus tradiciones de nombres poemas, su exótica belleza, sus milenios que daban como resultado su nombre, y por tanto la respaldaban. 
El origen real del nombre me resultaba insignificante en comparación con la magnífica creación de que mi hermana se invistió. Ella supo darse con su nombre un origen y un destino. Una historia, hermosa y dramática.
Pero para bien o para mal, le ha tocado un hermano porfiado, y cuando estuve otra vez frente a mi padre, volví con el tema de la historia de su nombre.
Y nuevamente apareció el juego de la incertidumbre que abrió la brecha para el trabajo de mi hermana. El nombre relaciona dos signos, ambos con significado —o sea, no fueron elegidos sólo por su sonido. De las consultas que acabo de hacer a mi padre, algunos primos y algunos diccionarios, queda confirmado que el sinograma significa otoño. El problema se suscita con , que mi padre tradujo como mariposa, y luego mi prima Mona precisó como crisálida. Cuando le comenté a mi padre la corrección, él fue un paso más: "sí, todo eso que pasa con la mariposa". Mi padre no conocía la palabra del castellano metamorfosis, que le correspondería exactamente a la definición que hizo, pero consultada nuevamente, Mona dijo que no tenía nada que ver con la idea de la metamorfosis, y en cambio agregó que el signo se le confundía con belleza. Los diccionarios a los que recurrí sólo traducían por belleza. ¿De dónde había salido entonces, primero de mi padre y luego aceptada por Mona, la referencia a la mariposa?
En los últimos años nos hemos enterado de que el nombre fue elegido por nuestro abuelo Liuko como parte de una serie. Como jefe de la familia, utilizó el como constante en el nombre que le puso a cuatro de sus nietas. A una asoció con oro, a las demás con jade y con Esmeralda. 
Los nombres podrían, así, ser Bello Oro, Bello Jade, Bella Esmeralda, Bello Otoño. Nada les faltaría de la tradición china. Por otro lado, es cierto que las imágenes que evocan el otoño y la crisálida, de transformación, belleza en potencia, vida que parece muerta pero un día reaparecerá en una criatura maravillosa, se relacionan de un modo profundo. 
Ahora bien, resulta interesante la circunstancia de que me haya puesto a estudiar este asunto en el momento en que mi hermana está en un proceso de reconversión extremo. Una revolución como la metamorfosis de la mariposa.
Sin embargo, mi hermana no sabe en qué se ha de convertir. Incluso teme convertirse en nada. Una indefinición que se parece mucho a la del origen del nombre.







3 comentarios:

  1. Ahí voy a poner mi granito de arena... o mi piedrita en el zapato...
    Ya investigué y pregunté a los eruditos de mi barrio y el carácter 金 no tiene ninguna connotación otoñal. Significa "oro", y en un contexto más amplio "metal". Es sumamente importante por ser uno de los 5 elementos en la tradición china. Ahora un pequeña explicación al respecto de la tradición de nombrar a los niños en China:
    Hay en cada ciudad o pueblo un "chamán" (por llamarlo de algún modo) dedicado a nombrar a los niños de acuerdo a los 5 elementos. Se le hacen varias "pruebas" al niño y de acuerdo a los resultados se le atribuye un nombre con más o menos de los elementos. Un ejemplo: Un amigo/alumno mío, se apellida 朱 que significa "escarlata" (rojo), lo que representa que tiene mucho "fuego" (uno de los cinco elementos). Al hacerle las pruebas, además, el niño escogió el fuego. Así que no había más remedio que ponerle un nombre que balanceara la cosa (el tao se basa en el equilibrio). Con tanto fuego ya desde el apellido, no había más remedio que nombrar al niño "Mar". Así mi amigo adquirió el maravilloso nombre (no según él) de Mar Rojo o Mar Escarlata.
    Por otro lado, hay una costumbre muy arraigada en el sur de China, de nombrar a cada generación con el mismo carácter. Si le preguntas a un chino del norte, te dirá que el nombre de una persona consiste (en general) en un carácter para el apellido y otro para el nombre. Sin embargo, en el sur es distinto. En el sur, el nombre consiste en un carácter para el apellido, otro para la generación y otro para el nombre propio de cada persona. Eso explica el 娥. Así que el apellido es 伍, el nombre generacional es 娥, y el nombre es 金. En cuanto al significado de 娥, la versión más aceptada es la de bondad y belleza.
    Hasta aquí con la cápsula cultural.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cami, acá encuentro que es otoño, aunque asociado a otro caracter: http://ce.linedict.com/dict.html#/cnen/entry/dd74932e00394b0c9f6212eaedf69c6c

      Eliminar